Composición del Cortejo

Las Reglas de nuestra Hermandad Servita recogen al respecto de la composición del cortejo que:  “La Cofradía será encabezada por la cruz de guía, seguida por las andas de Santa Mujer Verónica, paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno, paso de San Juan Evangelista y paso de Palio de María Santísima de los Dolores. Entre los hermanos de cirio se intercalarán las demás insignias según los usos propios de la Hermandad y las costumbres de las Cofradías de Lebrija-Sevilla, entre las que no podrá faltar el estandarte corporativo, que será la última de todas ellas. La Junta de Gobierno tendrá facultad para modificar el orden de las insignias o acordar la supresión o incorporación de algunas, respetando siempre las normas y costumbres cofrades en esta materia”.

En la actualidad, el cortejo de la Hermandad lo abre la Cruz de Guía, flanqueada a cada lado por farol y guión, acompañado por el celador de Cruz de Guía. Posteriormente, siguen parejas de nazarenos que portan cirios de color rojo a largo de todos los tramos que acompañan a Ntro Padre Jesús Nazareno. El color rojo es debido a la vinculación de la Hermandad con el Santísimo Sacramento. La insignia que delimita el primero de los tramos que, como rige la tradición cofrade, es el más corto de la Cofradía es el “Senatus”, al que lo escoltan cuatro varas como al resto de insignias del tramo del Señor. Tras esta insignia, prosigue el segundo tramo de nazarenos que culmina en el Banderín de la Juventud Servita. Detrás, sigue el tramo pavero de la Hermandad, que constituiría el tercer tramo y que finaliza en el paso de Sta Mujer Verónica.

Al paso de Sta Mujer Verónica le sigue el cuarto tramo de la Cofradía, que finaliza con el Banderín de Maria. A continuación, siguen los nazarenos del quinto tramo al que pone fin el guión o bandera  de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, y tras esta, siguen los cirios rojos con tacón negro en su parte inferior que marcan las parejas nombradas que preceden a Ntro Padre. Este tramo constituiría el sexto tramo de la corporación y culminaría en la Presidencia de Ntro Padre Jesús Nazareno, presidida por el Teniente Hermano Mayor de la Hermandad, al que acompañan otros cuatro oficiales, que son precedidos por dos bocinas. Tras la Presidencia, asoma el cortejo de acólitos formado por cuatro ceriferarios, dos turiferarios y un pertiguero, todos ellos con dalmáticas moradas, a excepción del pertiguero que viste un ropón negro. Acompañan también a los incensarios dos monaguillos. Dicho cortejo precede a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Tras la imagen del Señor, comienza el tramo de penitencia que lo abren cinco nazarenos de cirios apagados o cirios de respeto.

El cortejo de nazarenos de Maria Stma de los Dolores está compuesto por nazarenos de cirio blanco. Color que como es tradición se asocia a las imágenes marianas y que comienza con tres acólitos: cruciferario, ataviado con sotana negra y roquete blanco, portador de la Cruz Conventual acompañado de dos acólitos ceriferarios. Este tramo, el octavo de la cofradía, finaliza en la insignia conocida como “Ecce Mater Tua” que, acompañado de cuatro varas, es la que antecede a la imagen de San Juan Evangelista.

Prosigue a la imagen del Discípulo Amado el noveno tramo de nazarenos de la Cofradía, que finaliza en el Estandarte, la insignia más antigua de nuestra cofradía, con el Inmaculado corazón de María atravesado por siete puñales de dolor. Dicha insignia es flanqueada por cuatro faroles. Tras ello, comienza el tramo décimo que finaliza con un nazareno que porta en su mano derecha el Libro de Reglas de la Hermandad y en su izquierda una pértiga. Acompañan a tan importante insignia cuatro nazarenos con pértigas. Seguidamente aparecen los nazarenos del undécimo tramo de la cofradía que termina en el Estandarte corporativo o “bacalao” de la Hermandad escoltado por cuatro varas. Esta, será la última insignia de la cofradía. Tras la representativa insignia, siguen los cirios blancos con tacón negro inferior que marcan las parejas nombradas que preceden a la Santísima Virgen, tramo que supone el duodécimo tramo y cuyo final será la Presidencia de Maria Stma de los Dolores, que será la oficial de la Cofradía y que estará presidida por el Hermano Mayor de la Hermandad, acompañado por otros cuatro oficiales. A esta Presidencia la anteceden dos nazarenos que portan bocinas. Posteriormente figura el cortejo litúrgico de la Santísima Virgen, que lo forman acólitos que portan cuatro ciriales, dos incensarios y un pertiguero, todos ellos con dalmáticas doradas, a excepción del pertiguero que viste un ropón negro. Acompañan también a los incensarios dos monaguillos.

Tras el paso de la Santísima Virgen, figuran dos acólitos con dalmáticas que son los que acompañan al Preste, encargado de presidir dicho acto piadoso y revestido con capa pluvial. Justo detrás, se sitúan cinco nazarenos de cirios apagados o cirios respeto.

Información adicional

  • Imagen: Imagen
Más en esta categoría: « Mayordomía Estación de Penitencia »